lunes, 10 de marzo de 2008

Me gustan las maestras

Desde que tengo memoria me he imaginado cositas con mis maestras, de por sí soy hombre de mujeres mayores, pero este semestre fui bendecido con dos bellisimas maestras de evolución que además tienen la decencia de ir juntas a dar clase.

Supongo que debe ser algo molesto que un alumno tuyo que parece sacado de una exibición del museo de historia natural se te quede viendo fijamente a los ojos (solo para comprovar si en verdad son verdes) durante dos horas mientras tu hablas de lo importante que es el sexo, o de la relación entre testiculos grandes y muchas hembras en monos solo un poquito más peludos que yo, o de como los judios se dan a sus primas... Bueno ustedes entienden.

Me acuerdo que mi primera fantasía con una maestra la tuve como en tercero de jardín, solo que esta muy enferma y que dirán de mi si la pongo.

5 comentarios:

stevie dijo...

Me acuerdo de ese ensayo autobiografico en clase de ingles, que jurabas tenia una lagrima de la maestra...

seb dijo...

diego me gusta mi maestra de evolucion!

Plaqueta dijo...

Me acuerdo de cuando me acercaba peligrosamente al final de mi vida estudiantil, preocupadísima porque nunca me había tirado a un profe. Es más: nunca ningún profe me gustó.

Digo, es que es una anécdota básica, caray, pa contársela a los nietos. ¿Pero quién me manda a irme a la facultad más fea? Bueno, en contaduría han de estar peor.

Ale O dijo...

yo diría que son color charco, ni tan verdes pero tampoco son café...

Latamoderna dijo...

JAJAJA, ahora yo escribiré mis experiencias con alumnos bombones...