sábado, 7 de junio de 2008

Ciudad de lagos

A todos nos enseñaron que la Ciudad de México, antes llamada Tenochtitlán se encontraba construida sobre un lago y que en lugar de calles se transitaba en canoas por canales. Todos sabemos que en la primaria nos enseñan purititas mentiras, hoy los habitantes de este sitio siguen transitando en canales.

Ayer en la noche salí de mi casa y presencié la tecnología del DF que permite sacar agua de las coladeras para llenar las calles y que todos podamos transitar a la antigüita, y fue al navegar por calzada de Tlalpan (pasando periférico) que me encontré con el primer lago.

El coche se tambaleaba un poco pero resistía. La banqueta era invisible y el camellón era una serie de arbustos, bancas y fuentes que emergían del agua, a mi derecha estaba Parga y más a mi derecha un Internet al cual le entraba una cascada. Por el otro lado no pasaban ni peseros, mi coche estaba sumergido y en uno de los movimientos empezamos a sentir agua en los zapatos, sentimos un charco en los asientos de atrás, reconfortados sólo por la llanta flotante que muy propiamente me rebasó por la izquierda. Mientras tanto bombeaba gasolina para evitar que entrara agua al motor por el escape.


Cuando el cofre empezaba a vaporizar llegué a un cruce más alto donde me estacioné estorbando una vuelta (por lo que mi defensa recibió dos rayones). Tlalpan se había convertido en un cementerio de coches descompuestos, en una avenida (o canal) sin dirección por la que pasaron a mi lado un pesero y una camioneta en sentido contrario y en un andador peatonal por donde pasaban todo tipo de personajes (oficinistas en calcetines cargando sus zapatos para no mojarlos, comerciantes jalando su mercancía, señoras con toda la familia y el perico, secretarias desmaquilladas por la lluvia, etc.)

Dos horas después (aguantables gracias a Parga) decidí volver a arrancar el motor. Finalmente llegué a casa de Antonio.

Si algún lector desea cambiar una trajinera (de 5m x 1.30m) por un coche por favor dígalo ya que creo que será más útil en esta zona de la ciudad en la que se mantienen las tradiciones prehispanicas como los canales y la falta de energía eléctrica.

El render del plan vehícular para Tenochtitlan


5 comentarios:

Forrester dijo...

buenisimo el render!
lo que uno hace por visitar amigos

diff, daf, duff dijo...

jajjaa, en serio estabas ahí?,jajajaj, yo también!, solo que la camioneta en la que iba no disfrutó del chorro de diversión que inundó tu carro

Andrés dijo...

que buena crónica me sentí mojado y no el sentido que pueden llegar a pensar algunos de tus lectores.

lo bueno es que al final llegaste y tienes una historia más que contar

stevie dijo...

un sabado normal...
y seguro la casa del toni tenia un mecanismo ultra mamila para no mojarse, algo asi como las patas del howl's moving castle.

xxx??? dijo...

Solo faltaba una cosa...
los mariachis!
para convertirse en un verdadero embarcadero!