jueves, 19 de junio de 2008

Vacaciones Envidiables

Después de meses de trabajo finalmente estoy de vacaciones, lamentablemente el laboratorio que me paga los viajes al Caribe no está de acuerdo con que yo tenga vacaciones todavía por lo que he tenido que ir esta semana y tendré que ir la siguiente.

Para la mayoría de los vacacionistas puede parecer que estoy exagerando, a fin de cuentas ¿qué son 2 semanas más de trabajo? El problema es que mi trabajo (por lo menos hasta ahora) consiste en contarle las patas a unos camarones microscópicos (en realidad son amfipodos pero bueno) y como el número de patas no es algo con lo que se puedan diferenciar especies además les tengo que contar los pelos de las patas, las manos, los ojos, la lengua y cualquier otro lugar con pelos.

Lo que más me preocupa es que ayer me dijeron que me faltan como dos años más ahí, si voy a saber tanto de camarones tal vez debería de poner una marisquería. La carta podría tener los platillos con nombre científico y en lugar de la descripción de la comida podría haber un pequeño párrafo con los hábitos sexuales de los sucios animales. El único problema es que los bichos que veo ahorita son milimétricos y no creo que llenen a nadie, para ser honesto lo único que logran es que me esté quedando ciego y amargado por estar horas al microscopio.

6 comentarios:

la valedora dijo...

primero entendi CORTARLES las patas... me parecio raro... despues re lei y siguio siendo raro... tu trabajao es raro.... y de hueva, no es mala onda pero lo es.

Sirena de pie dijo...

Yo también leí "cortarles" y lo peor es que mi extraño me sonó... desde que escucho al Tirso contándome cómo cuenta neuronas, ya nada me es extraño... Lo que no entendí es si estás de vacaciones o no...

Umami dijo...

mereces unas vacaciones en el mar junto con los camarones y todo animal con patas que se te acerque! jajajaja

duplique mi post del reactable,y se borro tu coment :( llorare!

Anónimo dijo...

Yo sería clienta de tu marisquería o cualquier tipo de restaurante que venda tus camarones, jajaja...

Sayaca

Manolo dijo...

sí sí: marisquería!

es algo frustrante al fin alcanzar las vacaciones y darte cuenta que ya no es como antes, ahora uno trabaja y se acabaron para siempre (tal vez) las vacaciones reales, aquellas de dos meses (o más) de vagar.. ohh aquellos tiempos

camarón que se duerme.. le cuenta las patas el biólogo
duh!

Andrés dijo...

yo iria, pero no por TUS camarones