jueves, 30 de octubre de 2008

Cambio de tráfico

En general no tengo nada contra el cambio de horario. Si quieren cambiar las tres de la mañana al medio día me da lo mismo. Lo que no tolero es el cambio en el tráfico.

Así funciona un día laboral en el cerebro humano: Me levantó, apago el despertador, me duermo 20 minutos más, ya es tarde, me voy sin lavarme los dientes, manejo como bestia para llegar al trabajo causando interminables horas de tráfico, odio a todo mundo cuando llego porque odio mi trabajo, me gusta mi secretaría (aunque tengo una esposa acróbata de 25 años) y cuando empieza a obscurecer salgo corriendo de ahí para llegar a mi casa a ver lo que mi esposa (que sólo sirve para cocinar, coger y presumirle a mis amigos) hizo de comer.

Probablemente se pregunten ¿cuál fue el sentido de ese párrafo? Yo también me lo pregunto. Pero el chiste de todo ese debraye es llegar a que cuando obscurece, nuestro Empresario Ejemplo sale corriendo. En el horario viejo, esto pasaba a las 7:30 u 8:00; Horas a las cuales ya estoy en mi casa posteando pendejadas y no me afecta la gente con traje en las calles.

Con el horario nuevo Don Empresario Ejemplo sale de su trabajo a las cinco en punto porque le da miedo la obscuridad y ya merito es de noche. A esa hora, como no ha pasado la familia telerin, yo sigo en la calle y me tengo que enfrentar a miles de pendejos que manejan de la chingada porque algún psicologo laboral idiota les dijo que eran mejores quel de al lado para mejorar su productividad en la empresa.

Para todo fin práctico, y para que se arrepientan de leer todo el post en lugar del último renglón que lo resume: el tráfico de 19:30-21 se ha recorrido de 17-21.

7 comentarios:

Latamoderna dijo...

Chale... ¿y qué dices de los cambios en las direcciones de las arterias viales?

Ayer mi pobre acompañante hizo una hora para llegar a donde yo estaba, luego, cruzamos la ciudad en otra hora y media, mientras, creamos historias y dedujimos el secreto de la vida... que ya se me olvidó porque nos bajamos a comer tacos árabes y el encanto terminó.

Odio el tráfico. Me choca salir cuando ya está oscuro. Y quiero mi cocol.

He dicho.

La Vaka dijo...

Yo no sé si es sólo mi percepción, pero desde hace 3 semanas el tráfico está insoportable, yo que según me mudé mucho más cerca del trabajo, pago más renta y al final terminé desgastándome más... Hace un par de meses hacía del trabajo a casa una hora y ya me moría... Estos últimos días he hecho 2 horas en promedio.... Si esto sigue así... dejaré de postear y pronto me verán en un programa especial de MUJERES ASESINAS....

ODIO EL TRAFICO... PERO AMO LA CIUDAD... QUE CONTRADICCIÓN...

Plaqueta dijo...

Yo por eso no manejo. Los microbuses son tan besias que pasan sobre los coches y ya la hiciste; mientras tanto tú nomás duermes.

Manolo dijo...

Pues yo si ahorro con el horario, eso de salir a las 6.50am oscuro es peligroso, tengo que prender el foquito trasero de mi bici y las pilas salen caras, ahora, con el nuevo horario puedo ahorrarme el encendido. Genios los que planean eso del cambio de horario.
jejeje

Sender Eleven dijo...

Pues yo sigo pensando que le han robado horas a mi vida, cada que se cambia de horario, y la policia del tiempo, solo hace como que investiga.

the lines on my face dijo...

jajajaja, yo por eso no tengo carro... y mis horarios no dependen del sol sino de mis ganas de trabajar...

MICHELLE FURLONG dijo...

que dijo?