miércoles, 24 de diciembre de 2008

Dios contra mí

Siempre tuve la sospecha de que Dios tenía algo contra mí, todas esos corazones rotos, dinero perdido y horas de trabajos horribles no podían ser coincidencia. Pero hoy, Dios confirmó que me odia por ser ateo (y posiblemente por burlarme de las monjas en el post anterior).

Para demostrarme su odio personal Diosito santo escogió el día de noche buena (un día antes del cumpleaños de su hijo Jesús y el día que su hijo santaclos reparte regalos a los niños buenos del mundo). Su primera demostración de odio fue sacarle un grano rojo, gigante y lleno de pus a mi tía, como tiene el grano en la palma de la mano me pidió que la llevara al hospital hoy. La fui a recoger y mientras salíamos de la casa, por obra divina, se apareció otro auto al cual le choqué.

Como es navidad, época de paz, la aseguradora tenía a todos sus ajustadores muy apaciguados. Después de chingomil años llegó el asegurador motociclista para decirme que como Dios me odia yo tenía la culpa de todo, luego me hizo firmar un papel donde decía oficialmente (junto a la firma del papa) que era culpable y que no me iban a pagar ni merga.

Después de que finalmente llegue al hospital le dijeron a mi tía que su grano asqueroso lo tenía que ver un dermatólogo, pero los dermatólogos están regocijando el nacimiento de Jesús hasta después de reyes. Encabronado de dar vueltas sin que nadie la revisara fuimos a comer. Ingenuamente pensé que Dios estaría distraído, pero no, ahora había llenado todos los lugares del estacionamiento y me tuvo dando vueltas como pendejo escuchando villancicos.

Espero que esté satisfecho El Señor porque mañana me voy a bucear cuevas y si sigue así no creo ver el año nuevo.

Por cierto, feliz navidad a todos los que por aquí pasen.

12 comentarios:

the lines on my face dijo...

jajaja y tu celebras algo hoy, mi hermano y yo hemos pasado todo el día discutiendo sobre diversas religiones, celebraciones y cocowash cerebrales... jaja así celebramos los ateos? pues bueno,ahorita abriremos una sidra y unas cuantas noche buenas, jaja... a celebrar el vicio del alcohol! saludos

Ross dijo...

bueno pues felicidades por irte a bucear .. que haya muchas mas salidas a bucearr!!!!!!!!!!!

MICHELLE FURLONG dijo...

ok, ya se que te he dicho mil veces que exageras, pero no, esta vez tienes razon y Dios te odia!!! jajajjaja

Andrés dijo...

yo digo que... que mala suerte, no creo en dios, pero seguro pateaste a un gato negro que reboto y partio un espejo mientras tirabas un salero. jajaja

Plaqueta dijo...

Yo hoy celebré la navidad gringa y es mucho más aburrida que la mexicana. Nos vemos a mi regreso.

El Contador Ilustrado dijo...

si tuvieras suerte, dios te ignoraria como nos ignora a la mayoría, pero tuviste el desatino de atravesarte por su mirada en un mal momento

Sender Eleven dijo...

Yo creo que dios no te odia, nomas le caes gordo, pero bien gordo, claro en caso de que exista.

Pero si no existe, estas mas salado que una nalga saliendo del mar muerto.

Pumuki dijo...

que sobrevivas! así somo de conformistas.

Silvia Black dijo...

Cuando deseas algo con muchas ganas, Dios es la persona que no te escucha
o en tu caso... el que te pone trabas jaja

Danke dijo...

Chale y ahora me vengo enterando que dios te odia. Ahora comprendo porque aquel auto estuvo a punto de hacernos puré en insurgentes. Lo bueno que no era navidad, y que yo no seria un buen trofeo para el niño dios.

SalU2, Un abrazo

MICHELLE FURLONG dijo...

ya vuelveeeeee yaaaaaaaa!!!!
es una orden Diego!!!

GaboDecadent dijo...

hahaaha ta rebuenoooo tu blog y me llamo la atencion tu perfil por que yo siempre he creido que soy un hombre gay atrapado en el cuerpo de una mujer heterosexual hahaha, en fin te linkie y seguire tu blog aunque veo que llevas algo de tiempo sin postear pero bueno aqui estare esperando un nuevo post, bye.