viernes, 20 de noviembre de 2009

Adolescente a los cuarenta medios más tres

Cuatro segundos antes de nacer vi pasar mi futura vida ante mis ojos, después de eso un tipo con guantes me sacó a la fuerza de la comodidad del útero. Ayer me dí cuenta de que la vida que pasó frente a mis ojos no era la mía si no la de Humphrey Bogart.

La primera pista sobre porque esta no era mi vida es que estaba en blanco y negro, la segunda es que el personaje salió de la adolescencia en algún momento. Sin embargo yo sigo siendo un adolescente, uno de esos niños granudos con bigote de chambelan que se pasan las noches pensando en chicas que no les hacen caso y esperando llamadas que jamás llegan. Más tarde esos niños deciden que pueden ser felices solos y que el amor no existe, todo este razonamiento se basa en ver cantidades atroces de pornografía cada día más fuerte.

Aproximadamente una semana después de que nadie los quiere deciden que como son adultos y son malos van a ir a tomar alcohol; el problema al que se enfrentan es que los corren de los bares y tienen que beber en coches en la calle donde mientras hablan de sus penes de 22cm pasa la policía y les quita la cerveza junto con $350 para dejarlos ir. Después de eso regresan a sus casas donde sus mamás los esperan.

Ayer mi adolesecente interno me dijo: "Louie, I think this is the beginning of a beautiful friendship".

P.D.: No busquen referencias a la vida real en este post porque no existen.

6 comentarios:

Marco dijo...

Este post esta chingón.

ALDOZJ dijo...

:/,.. no creo q sea coincidencia q varios nos identifiquemos con lo q le paso al primo d tu amigo xD.... está pro...

Sender Eleven dijo...

Yo creo que no son cantidades atroces de pornografia si no; cantidades afortunadas de pornografia

El Contador Ilustrado dijo...

la resignación es un gran estado
....temporalmente

Forrester dijo...

un hombre muy asbio alguna vez dijo que ante los problemas de la vida: LOLees

Ego 88 dijo...

Genial.. estoy haciendo una revista.. me gustaría incluir este post... saludos