lunes, 17 de marzo de 2008

Cuhurritos

Hace ya algunos años (antes de que tuviera barba) que conocí a mi amigo Alex (me lo presento Wally), por la situación en la que nos conocimos poco después empezamos a hacer un trabajo juntos (producto del cual surgió la misteriosa frase "...no es así como el hacerlo pero...").

Para este trabajó fue necesario que me quedara a vivir en su casa cerca de una semana ya que la mayoría del trabajo era de noche (espero que no estén pensando en ese tipo de 'trabajo') por lo cual constantemente nos dormiamos muy tarde; El no dormir tiene un efecto algo especial en mi por lo que a la cuarta hora de trabajo empezaba a comportarme un poco raro.

La tarde de uno de los días, después de varios otros de dormir poco me encontré (muy cerca de donde encontré un pan tostado con mantequilla abajo de unos libros unos días antes) una estupenda tabla con hoyos y una bola de plastilina. Esto puede parecer poca cosa para muchos pero para mí era una estupenda máquina de fabricar churritos por lo que inmediatamente comenzó la producción. Cuando Alex me vió pregunto en tono realmente curioso que era lo que estaba hacie
ndo, como ya dijé en ese entonces no tenía barba así que conteste "churritos". Lo que ven aqui en realidad es mucho más que una maquina de churritos, es un artefacto mistico que reforzo mis primeros lazos amistosos (les juró que no soy gay) con Alex, solo para ser reemplazado por nuestras reuniones donde nos quejabamos de nuestra soltería y virginidad (práctica que espero recuperar pronto).

4 comentarios:

Plaqueta dijo...

Jojojo, en el taller de electricidad de mi secu usábamos de esas tablas para nuestra "práticas de circuitos básicos". Cuando la maestra (sí, era una maestra gorda y supermaquillada, onda Divine) se salía para ponerse a ligar con el del dibujo técnico, nosotros agarrábamos las tablas, las rompíamos, y las usábamos como municiones en lo que lamábamos "guerra de galletas".

Galletas y churritos.

Andrés dijo...

definitivamente el no dormir hace daño, tu post me recordo un capitulo de pete y pete donde hacen una guelga de sueño para retrasar su hora impuesta para dormir, si la memoria no me falla a uno por eso le crece la barba

Dib dijo...

Este post es lo mejor que he leído desde hace mucho tiempo.

Jajajaja!
Me recordó mis tiempos de ensamblar circuitos en la carrera.

PINACATES EN LA CABEZA dijo...

ayyyy el Alex!!! No finjas...yo siempre supe que eran GAYS!