viernes, 9 de mayo de 2008

El Cambio Climático de Ayer

Ayer decidí no utilizar mis botas "Esta precioso el día" me dije y me puse unos zapatitos delgados (que son tan impermeables como las servilletas).
Ayer dejé la ventana de mi coche abierta ("ay que calor hace y al rato lo voy a utilizar") y unos CDs en la puerta.
Ayer no llevé sueter a ningún lugar.
Ayer me bañe y me metí al vapor antes de salir del gimnasio.

Ayer llovió y granizo como hacía mucho que no pasaba, y menos a principios de mayo.
Ayer me dormí enojado (todo por culpa de Al Gore y sus inconvenientes verdades y la falta de piratas).

2 comentarios:

Andrés dijo...

yo ayer decidi que la primera noche de mi perro la pasaria adentro por que parecia que lloveria mucho por mi casa, no llovio tanto (cosa que demuestra el tamaño del monstruo donde vivimos)y hubiera sido mas feliz con el frio de afuera

ERevank dijo...

que chingue su madre Al Gore